Al Ton del Son

lunes, 28 de junio de 2010

Odisea a tu cuerpo...

Hoy en mi sueño soy explorador de tierras virgenes, lugares a los que ningun otro ser ha llegado.
Hoy mi desafio sos vos. Será tu océano de cabello por el que yo andaré perdido como un náufrago sin sentido. En caso de perderme sólo me bastará con ir en busca del faro de tus ojos para retomar nuevamente mi camino, y serán ellos quienes me iluminen y me guíen. Me guardaré de recuerdo en mi mochila de viajero un par de lunares y dos besos, uno por mejilla. Seguiré, vía un largo y estilizado sendero. Será tu cuello el que me dé a conocer que todavía me falta mucho por descubrir. Encontraré marcas de experiencias pasadas y caricias que ya se han evaporado tras una larga estadía.
Llegaré y me excitaré al encontrar hombros tan rectos y puntiagudos como los tuyos. En mi vida algo tan peligroso, pero tan hermoso a la vista. Seguiré en mi viaje buscando nuevas sorpresas, y me encontraré con excelsas cumbres que a mi ser encadenarán, dejándome hipnotizado ante tal belleza. Poseen de una fuerza natural, una fuerza de gravedad al tacto capaz de atraer hasta al más voluntarioso. Luego de tanto explorar y desear, me decidiré por descansar en tal reposo. Sentiré en mi tal emoción, que tardaré 3 dias y varias noches más en recuperarme y poder seguir en mi odisea. Me esperará un gran valle de suaves pendientes que con gusto y hasta sin merecerlo recorreré. Beberé de tu ombligo y con renovadas fuerzas podré seguir.
Llegará mi parte preferida del sueño. Caerá el dia y no encontraré sitio donde pasar la noche. Por suerte distinguiré a la distancia no muy lejana tu ecuador, y, despues de pensar toda la noche en lo descubierto durante mi travesía, lograré dormirme. Tu calor me regalará una placida noche de sueño y fantasía, escondido en tu refugio, que en mi ilusión mantengo virgen. Me despertaré con renovadas ansias de más. Partiré nuevamente rumbo al Sur, luego de bañar tu guarida en besos.
Mi viaje ha dado sus frutos y he encontrado el paisaje más hermoso en toda la Tierra de tu cuerpo. Luego de una interminable caminata por tus infinitas piernas, obtendré mi recompensa. Llegaré a tus pies, abrazaré tus tobillos y yaceré a maravillarme con todo explorado, todo lo descubierto. Tendré ante mi una imagen maginifica, única. Tendré ante mi tu cuerpo, me tendrás a mi, nos tendremos. Por un instante y sólo por un instante te sentiré mia, te habré hecho mia, te reclamaré como mi pertenencia y seremos uno.

Hoy en mi sueño, soy explorador de tierras vírgenes, lugares a los que ningún otro ser ha llegado. Por lo menos no de la manera en que he llegado yo.

6 comentarios:

Détruismoi dijo...

¡Hermoso!
No he visto una entrada que me haga sentir de esta forma.
Me encantó como tus palabras se unían y hacían una hermosa verdad, cada frase te sorprende, en ningún momento perdes el interés, solo ganas de seguir leyendo.

Sin duda, una delicada forma de describir algo que muchos pueden hacer, pero sin el mismo don.

Juan Wagner dijo...

Que decirte mas que gracias por leer y por haber disfrutado la lectura! Me alegro que te haya transmitido la hermosura que imaginé yo al escribirlo. Un abrazo!

Détruismoi dijo...

No hay de que, me agrada leer tal maravillas como las tuyas, me verás seguido por acá.
(:

Luucìa dijo...

Me gustó y bastante, esto que escribiste! Todo el rato que me llevó leerlo, tenía una sola persona en mente.. Y me hace descubrir cosas que ni yo tenía pensado que sentía!
Sin palabras, obvio que yo también te sigo. Gracias por pasarte..
Un beso!

El Sótano de arriba dijo...

Que lindo; embelesar una beldad así, tan metido en ese viaje; muy lindo

normy dijo...

LINDO ESCRITO♥